Kevin Mayer, anunció que deja su cargo como director ejecutivo de TikTok y se aleja de la empresa. La app de origen chino está inmersa en la disputa comercial entre los Estados Unidos y el gigante asiático.

Mayer había dejado en el mes de mayo a la corporación Disney para sumarse a la empresa asiática. Con más de 175 millones de usuarios en Estados Unidos, es una de las aplicaciones más utilizadas en ese país y también lleva más de 1.000 millones de descargas en el mundo.

Sin embargo, la administración Trump fue dando diversos pasos para “acorralar” a esa aplicación. Incluso, se la señaló como posible fuente para espionaje o toma de datos confidenciales.

90 días para dejar de ser “China”

El gobierno norteamericano tomó la decisión de darle a TikTok 45 días para abandonar sus negocios con la casa matriz china de ByteDance. A continuación, debía tomarse otros 45 días para pasar a manos norteamericanas.

La renuncia de Mayer se produce días después de que TikTok presentara justamente una demanda contra la Casa Blanca por esas resoluciones.

El periódico “Financial Times” dio la primicia mundial. Informó que Mayer, en una carta a los empleados, afirmó: “El entorno político ha cambiado drásticamente en las últimas semanas”.

“En este contexto, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero hacerles saber con gran pesar que he decidido dejar la empresa”, agregó.

La empresa respondió con otro comunicado: “Reconocemos que la dinámica política de los últimos meses ha cambiado significativamente el margen de actuación de Kevin en el futuro, y respetamos plenamente su decisión”.